Todos los que ya tenéis un sofá de piel de colores claros o estáis pensando en adquirir uno, debéis saber que requieren de unos cuidados especiales para preservar su calidad, belleza y comodidad.

Los fabricantes recomiendan evitar su exposición directa a la luz solar, ya que ésta puede dañar el sofá. También es muy importante mantenerlo lejos de objetos punzantes, cortantes, mascotas que pueden arañar, cortar o causar algún deterioro a la pieza.

Sobre todo es muy importante que si en el caso de que sufras una mancha no apliques por ti mismo ningun producto químico.

Tampoco son aconsejable la utilización de toallitas desmaquillantes, quitaesmaltes… aunque eliminen las manchas, también eliminan la capa protectora y el brillo de los sofás de piel, al igual que lo hace el vinagre blanco.

Paseando por la web puedes encontrar un extenso contenido de cómo limpiar tu sofá de piel.  Existen productos especiales de renovación de cuero que dan buenos resultados, pero no al 100%

Nuestro consejo es que acudas a especialistas en tratamiento de pieles que tratarán tu sofá adecuadamente como éste se merece.

En Renovación 200 trataremos cuidadosamente tu sofá de piel limpiando y nutriendo a la vez para una mejor conservación.